La importancia del mantenimiento preventivo

Los fallos en los equipos informáticos y su bajada de rendimiento vienen dados por dos causas principales:

El ambiente y un uso indebido de los equipos del lugar de trabajo.

En el caso del ambiente el mantenimiento preventivo consiste en crear un ambiente favorable para el sistema y conservar limpias todas las partes que componen una computadora.

El mayor número de fallos que presentan los equipos es por la acumulación de polvo en los componentes internos, ya que éste actúa como aislante térmico.

El calor generado por los componentes no puede dispersarse adecuadamente porque es atrapado en la capa de polvo.
Las partículas de grasa y aceite que pueda contener el aire del ambiente se mezclan con el polvo, creando una espesa capa aislante que refleja el calor hacia los demás componentes, con lo cual se reduce la vida útil del sistema en general.

Por otro lado, el polvo contiene elementos conductores que pueden generar cortocircuitos entre las trayectorias de los circuitos impresos y tarjetas de periféricos. Si se quiere prolongar la vida útil del equipo y hacer que permanezca libre de reparaciones por muchos años se debe de realizar la limpieza con frecuencia.

La segunda causa de errores en los sistemas es producido por un uso indebido de los equipos del trabajo por parte de los usuarios, que la mayoría de veces utilizan los equipos como si se trataran de sus equipos personales.
Esto con el tiempo hace que baje considerablemente el rendimiento de los equipos ralentizando los procesos de negocio, aumentando finalmente los gastos.

Por todo esto es de suma importancia realizar el mantenimiento preventivo en cualquier empresa o industria, para conseguir que los equipos trabajen en perfectas condiciones con menos paradas inesperadas y menos tiempo de pérdida contribuyendo así a la mejor calidad del material producido así como también alargar el tiempo de vida útil de los equipos.